04 julio, 2006

Mientras el sol miraba...


No has cerrado tú balcón al anochecer,
y el suave viento se coló
para acariciarte el rostro.
Mientras tanto, caprichoso,
te negabas a despertar,
y envuelto entre sabanas blancas
seguiste recorriendo cada centímetro del sueño.
Mientras, el sol miraba...

2 comentarios:

  1. Esos días cuando el sol pretende sacarnos de los hermosos parajes del sueño han quedado preciosamente dibujados en tu poema. Es un gusto leerte y transitar tu blog.

    ResponderEliminar
  2. MYRTHA MILELLA16:01

    QUERIDA ERIKA HE RECORRIDO TU BLOG Y ME GUSTÓ MUCHOS TUS POEMAS TIENE UN CANDOR ESPECIAL SON SUAVES Y TODO LO SUAVE Y TIERNO LLEGA MAS PRONTOS AL ALMA

    UN BESO MYRTHA

    ResponderEliminar

Deja unas palabras que me iluminen, que me hagan sonreir...

Gracias.