15 octubre, 2007

El tiempo

Cuando llames después de la tormenta
deja tus pasos en la entrada,
quiero saber si añoras
la primera luz del alba.
Frías ausencias
recorren los rincones
de este hogar,
donde no hay sueños,
risas, ni gritos,
tan sólo queda el eco de mi voz
que resuena.
Un reloj permanece colgado,
alguna vez tuvo cuerda
sin su tic, tac, tic, tac,
también el tiempo
se ha parado para él.

7 comentarios:

  1. erika, el reloj que ahora es tictac frío es también el reloj con que el tiempo nos trae todas las cosas buenas de la vida

    en el contexto de la amistad y del cariño, de las personas nuevas que día a día conocemos aquí y en el resto de la vida, el reloj y el tiempo también son optimismo y esperanza, proque la persona lejana a la que un día abrazaremos con el tictac del reloj está cada vez más cerca de nosotros en ese día, y si es verdad que después de la vida hay uns vida mejor más llena de amor, el reloj es un paso más hacia esa felcidad, y escribirnos poesía y blogs poéticos como lo hacemos es también un gesto decisivo de amor y de vida real

    :-)

    un beso, poético, amoroso y vital

    santi

    ResponderEliminar
  2. Siguen preñados de lirismo tus textos por aquí, Erika.

    ResponderEliminar
  3. ERIKA HERMOSAS TUS REFLEXIONES SOBRE EL TIEMPO Y TU ESCRITO, ABRAZOS, Julia
    http://Juliesusfotosyescritos.blospot.com

    ResponderEliminar
  4. Y siempre me quedo amarrada a tu ternura.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por los comentarios tan bonitos que dejáis.

    Abrazos
    Erika

    ResponderEliminar
  6. Bello poema Erika el tiempo como testigo de lo que fue y será.
    Un abrazo Gus.

    ResponderEliminar
  7. Me parece un poema delicioso, Erika.
    Cati

    ResponderEliminar

Deja unas palabras que me iluminen, que me hagan sonreir...

Gracias.