02 marzo, 2008

Olvido



¡Qué se vaya!
Que se vaya y no vuelva,
porque no hay olvido sin distancia.
Y mientras la pena invade
el calor de mis adentros,
siento un perfume de nostalgia
que me abruma.
Ahora la noche acompaña, y yo
he dejado de mirarme
en tus ojos.

13 comentarios:

  1. Y todo lo que nos duela debería irse no?

    Un abrazo Gus.

    ResponderEliminar
  2. Que se vayan, se disuelvan las tristezas, el dolor, que sigan brllando las utopías y las poetisas como tú
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. SANTOAMOR13:43

    Erika:
    ESTO DE TRATAR Y NO PODER,
    ES EL PODER DEL RECUERDO,
    CUANDO MAS TRATAMOS MENOS PODEMOS.
    SENCILLO PERO DIRECTO Y FUERTE.
    GRACIAS POR INVITARME A LEER TU POEMA.

    SANTOAMOR

    ResponderEliminar
  4. Difícil esto del olvido, un poema que hace pensar.
    besos
    Elisabet

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué lindo es leerte, niña!
    Siempre el toque de dulzura que acaricia, aún en medio de letras que hablan de nostalgia y tristeza.
    Un beso y gracias por tu visita a mis Blogs.

    ResponderEliminar
  6. Hola Erika:
    Ha sido un placer recalar en tu blog. Me gusta tu manera de versar y de sentir. Un abrazo:
    Tadeo

    ResponderEliminar
  7. Difícil cosa el olvido.
    Precioso Erika!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Anónimo01:43

    Querida mía: es imposible el olvido cuando el sentimiento envolvió y estimuló el fuego interior y exterior...Sin embargo qué bello tu poema envuelto en la nostalgia de la impotencia...Como cuando queremos tomar el agua con las manos...Hay que seguir volando...Besos Ramón Rojas Morel

    ResponderEliminar
  9. Un poema muy bello , Erika, ha sido un placer volver a leerte.
    Abrazos de mar.
    Lola

    ResponderEliminar
  10. Erika querida, acercándome a tu espacio de buena poeta y amiga, Julia

    http://Juliesusfotosyescritos.blogspot.com
    http://losamigosdejulie.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. El olvido convierte las imágenes calientes alejandose en el espacio y en el tiempo en estatuas de piedra frías que las recordamos y adornan nuestro jardín de experiencias, pero ya sin trascendencia....Erika tu eres del 13 de Octubre, yo soy del 17 de Octubre.....un abrazo azpeitia

    ResponderEliminar
  12. Llegar a esa certeza ya es una conquista porque la nostalgia, a veces, crea poemas inolvidables.

    Un saludo desde Medellín

    ResponderEliminar
  13. Anónimo05:53

    COMO CUANDO UNA NUBE SE DISUELVE POR LOS CIELOS ANTE TUS OJOS. ME ENCANTA TU POEMA NINA.

    ResponderEliminar

Deja unas palabras que me iluminen, que me hagan sonreir...

Gracias.