27 noviembre, 2006

Un Secreto


Voy dibujando soles entre las rocas con la sonrisa puesta,
voy caminando por las montañas llenas de paz,
Las flores bailan al son del viento
mientras acarician mis tobillos desnudos.
Mírame más cerca para poder tocarte,
mis ojos se encuentran con los tuyos debajo del roble,
bésame, que los árboles guardarán el secreto.

2 comentarios:

  1. Anónimo06:47

    ¡Este poema es bellísimo, tan Erika!

    ResponderEliminar
  2. Aysss si los árboles hablaran..., jeje. Seguro que guadan muchos secretos. Se puede confiar en ellos ;).

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Deja unas palabras que me iluminen, que me hagan sonreir...

Gracias.