16 mayo, 2006

Silenciosa


Llegaste caminando a paso lento,
sin hacer ruido,
apagando soledades,
escuchando el viento.

Sigilosa y educada,
Misteriosa y callada,
como la luna
que solo observa.

Te fuiste igual,
con olor a rocío,
el de las mañanas bellas.

El recuerdo se esconde
entre la piel y el alma,
y nadie mira,
nadie siente,
ni ve.

Se pierde la partida,
ahora queda silenciosa.




5 comentarios:

  1. Erika muy buen poema donde la partica abruma...
    Un abrazo Gus.

    ResponderEliminar
  2. Precioso te quedó el blog Erika, un gusto el leer tus poemas, un placer recrearse en la palabra y la imgagen.
    Te felicito y guardo la dirección para volver siempre.
    Besos, Migdalia

    ResponderEliminar
  3. Anónimo17:22

    Entro a visitarte, y silenciosamente me llevo un verso que me quedo dando vuelta ante mis ojos como una mariposa: "...el recuerdo se enconde entre la piel y el alma...". Simplemente ¡Me encantó!

    un beso,Andreas

    ResponderEliminar
  4. Erika, estoy visitando tu blog y me encanta ese aire de serenidad y dulzura que flota en tus versos.
    Te felicito y te agradezco la invitación, es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  5. Precioso poema y el blog. Fue un placer visitarte.
    coqui47

    ResponderEliminar

Deja unas palabras que me iluminen, que me hagan sonreir...

Gracias.