06 febrero, 2011

Desesperanza

Vivo la desesperanza
saber que ahora está
pero más tarde vendrán anhelos.
Despierto en una habitación
llena de deseo,
cosas viejas se apilan en un rincón,
no hay ningún baúl
que me ayude a esconder
recuerdos pasados.
Los fantasmas de ayer
siempre vuelven,
me comen por dentro
y me ayudan a no olvidar,
a tenerte cerca.

1 comentario:

  1. Si los fantasmas del pasado te siguen comiendo es porque aun queda algo en ti que pueda alimentarles y si te ayudan a tener cerca algo o a alguien, no toda esperanza está perdida.

    Pronfundo y refelxivo tu texto.

    saludos

    ResponderEliminar

Deja unas palabras que me iluminen, que me hagan sonreir...

Gracias.