14 junio, 2007

Para no volver


Eres como la sombra
Que desaparece en la mañana,
Como la lluvia que se va con el Sol,
Llegaste un día con tu aire sereno,
Tan lleno de gracia y distante,
Ahora te vas para no volver.
Como la huella en la orilla
Que se la lleva el mar,
Eres el que yace
Plácido sobre mí pecho,
El que observa y no despierta.
Escuchas con cariño
Mis versos de amor
Con la mirada callada,
Ahora después de todo y tanto
Te vas…

1 comentario:

  1. Holitas!
    Debería dejar comentario más seguido.Te pido disulpas.
    Te mando un súper abrazo y las felicitaciones por este blog precioso!

    ResponderEliminar

Deja unas palabras que me iluminen, que me hagan sonreir...

Gracias.