27 noviembre, 2010

De tu voz un pergamino

“Por debajo de la mesa”
busco tus dedos,
intento llegar
al rincón perdido
de tus entrañas.
Te deseo,
piel con piel,
corazón con corazón,
ser uno sólo.
Quiero que me vistas
con el aliento de tus labios,
que me encuentres
con tus manos firmes
en esta noche tranquila.
Hacer de tu voz un pergamino,
escribir el destino,
grabarlo con nuestro fuego.